top of page

¿Cuándo se requiere una declaración de impuestos sobre el patrimonio?

Actualizado: 13 sept 2022

Hay dos tipos de declaraciones de impuestos sobre el patrimonio: fiduciarias e impuestos sobre el patrimonio. No todos los patrimonios deben presentar ambas o cualquiera de las declaraciones de impuestos.


Fiduciario

Una declaración de impuestos de sucesión fiduciaria (Formulario 1041) se presenta cuando el patrimonio de un difunto gana $ 600 o más en ingresos brutos durante el año fiscal o uno de los beneficiarios del patrimonio es un extranjero no residente.


El ingreso bruto incluye intereses, dividendos, distribuciones de jubilación (las cuales estarían sujetas a impuestos para el difunto si el mismo hubiera sobrevivido), ganancias de capital a corto y largo plazo e ingresos comerciales. Cada año, un patrimonio genera ingresos de al menos $600, entonces su deber es presentar una declaración de impuestos.


Las distribuciones de las herencias no están sujetas a impuestos (a menos que la distribución sea el ingreso). En ese caso, el patrimonio informa la distribución al IRS y al beneficiario, y el beneficiario paga impuestos sobre el ingreso del patrimonio distribuido.


Una declaración de impuestos fiduciaria vence el mismo día que una declaración de impuestos individual, la cual, generalmente es el 15 de abril del año siguiente. En algunos años esa fecha cambiará (dependiendo de los días festivos). Por ejemplo, la declaración de impuestos fiduciarios de 2021 vencía el 18 de abril de 2022.


Propiedad

Una declaración de impuestos sobre el patrimonio (Formulario 706) se presenta cuando el patrimonio de un difunto está valorado por más de $ 11.7 millones en la fecha de muerte o cuando el albacea opta por elegir el transferir el monto de exclusión no utilizado del difunto al cónyuge sobreviviente.


Al determinar el valor de la herencia, el albacea debe calcular el total de donaciones sujetas a impuestos ajustados que fueron realizados durante la vida del difunto desde 1976, la exención total permitida para las donaciones y el valor del patrimonio bruto en la fecha de la muerte.


El patrimonio bruto se define ampliamente. Incluye todos los activos poseídos: reales, personales, tangibles, e intangibles. Los ejemplos incluyen deudas debidas al difunto, intereses en negocios, seguros sobre la vida del difunto u otro, regalías, arrendamientos, juicios, acciones en fondos fiduciarios, ganado, artículos para el hogar, ropa de vestir, derechos y cualquier otra cosa imaginable. A menos que se excluya específicamente, todo lo que posee un patrimonio debe agregarse al valor bruto.


Las personas casadas pueden combinar su exención de $ 11.7 millones haciendo que el cónyuge sobreviviente elija transferir cualquier cantidad de exclusión no utilizada. Por ejemplo, si el primer cónyuge tenía un patrimonio bruto de $ 3 millones, y el cónyuge sobreviviente tiene un patrimonio bruto de $ 15 millones, el cónyuge sobreviviente puede optar por transferir $ 8.7 millones en exención para excluir todos los $ 15 millones del impuesto sobre el patrimonio.


Una declaración de impuestos sobre el patrimonio vence 9 meses a partir de la fecha de la muerte, no el año siguiente, como suele ser el caso de las declaraciones individuales, comerciales y fiduciarias. Por lo tanto, si un difunto muere al comienzo del año, no espere hasta la siguiente temporada de impuestos. Comience a preparar la declaración de impuestos sobre el patrimonio lo antes posible.

 

¿Falleció recientemente su ser querido? ¿Necesita ayuda para determinar si debe presentar una declaración de impuestos y qué tipo de declaración debe presentar? Permítanos guiarlo en este momento difícil. Usted tiene cosas más importantes de las que preocuparse. Llámenos al (612) 440-3988 para programar una cita.





Entradas relacionadas

Ver todo

Kommentare


bottom of page